Sida: la hora de no bajar la guardia

2378968425_9eab45f582_z

Los antirretrovíricos mejoran la esperanza de vida, pero la prevención es más necesaria que nunca.

El 1 de diciembre se celebra el Día Mundial Contra el Sida, que continúa siendo uno de los problemas de salud pública más graves del mundo. Actualmente los avances médicos permiten que las personas seropositivas puedan vivir más tiempo y con una calidad de vida mucho mejor. Pero la eficacia de los antirretrovíricos, que en muchos casos consiguen detener la reproducción del virus, y la sensación cada vez más extendida de que el VIH ya no debe asociarse a un desenlace trágico ha hecho que en muchos casos haya habido un relajamiento en las medidas preventivas para evitar su contagio. El preservativo sigue siendo la medida más fiable para evitar el contagio del virus del SIDA, a la vez que el resto de enfermedades de transmisión sexual.

Una persona infectada por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana sufre un deterioro progresivo de su sistema inmunitario y ve mermada la capacidad de su organismo para combatir algunas enfermedades e infecciones. En su etapa más avanzada, sobreviene el sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), que se caracteriza por la aparición de una o más infecciones oportunistas o algunos tipos de cáncer.
Los últimos datos de ONUSIDA dicen que a finales del año 2014 en el mundo vivían alrededor de 36,9 millones de personas infectadas por el VIH. En junio de 2015, sólo 15,8 millones de ellas tenían acceso al tratamiento antirretrovírico. A lo largo de 2014 se calcula que 2 millones de personas se infectaron con el VIH y, pese a los avances médicos, 1,2 millones de personas perdieron la vida a causa de enfermedades relacionadas con el sida. Desde el 2000, unos 38,1 millones de personas se han infectado y 25,3 millones de personas han muerto.

A día de hoy, la región del mundo más afectada por el VIH, con muchísima diferencia, es el África subsahariana, con un total de 25,8 millones de infectados. En Asia y el Pacífico la cifra es de 5 millones, mientras que en Europa oriental y central y América del norte la cifra es de 2,4 millones de personas. En América latina hay 1’7 millones de infectados, mientras que en Europa Oriental y Asia Central la cifra se eleva hasta los 1,5 millones. El Caribe, con 280 mil infectados y Oriente Medio y el norte de África cierran el listado con 240 mil personas.

Se estima que en España hay 150 mil personas con VIH. Si al inicio de la epidemia, la mitad de los infecciones estaban provocadas por el consumo de drogas por vía intravenosa, ahora esta cifra no llega al 10%. Con 3.000 nuevos casos diagnosticados por año, España está por encima de la media europea.

Pero hay datos para la esperanza. Desde el año 2000, las infecciones por VIH se han reducido un 35% en todo el mundo (y un 58% específicamente en los niños) Las muertes relacionadas con el sida han descendido un 42% desde el nivel máximo, alcanzado el 2004. A pesar de que nunca había habido tantas personas infectadas por hoy, la cifra de infecciones por año nunca había sido tan reducida como la del 2014. Tampoco había habido tanta gente con acceso al tratamiento como el último año. Los 6,1 millones de personas de 2009 se ha pasado a los 15’8 millones actuales. Este crecimiento coincide con el incremento de la inversión pública.

– – –
Por: Marc Ortiz de Urbina

– – –
Versión en catalán

– – –
Imagen por hdptcar

About Puck - Distribuidor de RFSU

Puck Import, S.L. es el distribuidor oficial de los preservativos RFSU en España y Andorra.
This entry was posted in Campañas, educación sexual, ETS, VIH/SIDA and tagged , , . Bookmark the permalink.

One Response to Sida: la hora de no bajar la guardia

  1. Pingback: Sida: l’hora de no abaixar la guàrdia | Salut i Sexe | Puck Lifestyle, S.L.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *